ESTE TEXTO ESTÁ ESCRITO POR EL COMENTARISTA THOMAS PYNCHON

Se armo quilombo con el INCAA y piden rajar a Puenzo.

Lo ironico es que el 90% de las personas que fueron a marchar al INCAA y/o comparten cosas en las redes, son siempre los mismos: estudiantes que arrancaron ayer y no tienen ni el 20% de la carrera hecha, por ende se suben al lobby sin haber estado en mas de 2 rodajes (que ni eso, son trabajos practicos basicamente); y por el otro lado todos viejos con olor a naftalina que su ultimo aporte a la industria audiovisual fue trabajar como ayudante del ayudante de camara en una pelicula dudosa en el 97.

La mayoria de los estudiantes que militaron, en especial de ENERC y FUC, cumplen con los dos modelos tradicionales que tanto marcan a los que se enfilan en esas escuelas: provincianos forrados en guita que sus viejos les pagan el alquiler, la facultad y la joda en capital; y en vez de estar creando o aprendiendo, estan satisfaciendo su fanatismo por CABA. Y por el otro lado, los acomodados promedio que ya residen en capital federal y que quieren hacer cine solo porque es trending y militan todo su ecosistema. Pero no filmaron nada ni tampoco llegan a terminar la carrera. Solo van a rodajes de sus trabajos practicos para subir stories a instagram y mostrar ‘la vida del cineasta’.

Ojala se termine pronto todo este circulo vicioso. Hasta hacer castings en Argentina es nefasto. Flashean una banda con las tarifas y los pedidos.

Los que realmente seguimos filmando aun luego de recibirnos (otro filtro muy grande, hay mucho egresado de escuelita de cine hablando y militando que no hizo mas nada despues de recibirse e igual se siente profesional y digno de recibir un subisdio) y movemos nuestras peliculas en el extranjero y sus diferentes festivales, sabemos muy bien que no necesitamos la luz verde de nadie ni el bolsillo ajeno para plasmar nuestra creatividad. Hay que aprender a dejar el capricho de lado y admitir que a veces por mas fuerza e intencion que se ponga, no va. No puede ser que no lo entiendan.