Ya comentamos el lugar de Chaile en un momento estupidizado por políticas de identidad. En el Norte Global, la cosa no es muy diferente pero algo más autocrítica. Yo creo que esto obedece a que en la Argentina no hay desde hace, por lo menos, cinco décadas, un debate real sobre política cultural en el sentido mas amplio. Si se compara, por ejemplo, el caso Chileno con el Argentino, sorprende la claridad del debate o por lo menos los términos en los que se encuadra.

En 1999,Roberto Bolaño ganaba el prestigioso premio Romulo Gallego por su novela ‘Detectives Salvajes’, una alegoría de una nueva masculinidad nómade que no suscribe a ciertas identidades de origen, poniendo en duda si las lenguas la cuestion de la lengua como prerrogativa nacional. Comenzaba a pensar lo transnacional en relación a ‘los pabellones nacionales’ como irrelevantes. La pregunta que se hacía era: hay que ser Chileno para entender la literatura Chilena? Hay que ser mestizo, indio y pobre para entender la literatura de Pedro Lemebel? Si bien este ultimo no fue demasiado explicito al respecto, su amiga Raquel Olea hizo el trabajo sucio y en el programa de Radio Tierra del ex miembro del duo de performance Las Yeguas del Apocalipsis, increpó a Bolaño quien ya era una celebrity internacional. Bolaño creia en una concepción del arte autónomo y fascinado con la forma, La alegoria para él era un modo de esconder un mensaje directo que iba aparecer con fuerza en su siguiente novela y increpaba a la intelectualidad chilena por su silencio y complicidad con la dictadura. Donde estaban, que hacian y que no decian. Lemebel, frente a esto, adoptó una posicion, paradojicamente, mesurada que es lo que siempre hacía que pareciera una loca desquiciada en apariencia pero la mas sabia de los presentes cuando de presentar un argumento se trataba. Para el, no se podia evaluar la responsabilidad de una elite por si denuncia o no denuncia a un dictador en una dictadura. Pero si se quería evaluar, su planteo era que habia que empezar por casa y hacerse la pregunta de que modelo de sociedad cada uno propone con su proyecto artistico. Desde ya, el humanismo irreflexivo heredado del romanticismo no es una opcion ya que ese ideal humano que siente el dolor y expresa la interioridad de su espiritu de manera absoluta, esta construido siempre y digo siempre, a costa de la comodificacion y trafico de seres humanos. Sin embargo para Lemebel, la opcion del exito comercial internacional que para lograrlo demanda el avasallamiento de la propia diferencia, por ejemplo, haciendo a un texto traducible para un publico anglosajón y bajandole el nivel. que tiene el potencial, si se le canta, de consagrar a ese artista como la punta de lanza de un nuevo boom editorial como el de Garcia Marquez, Vargas `Llosa y el el Realismo Magico y, al mismo tiempo, haciendo que las alusiones y alegorias de sus novelas fueran solo comprensibles por entendidos, lo que sumado al precio de un libro en Chile o en la Argentina, excluye a ‘la gente’ del goce de la literatura.

Como vemos Lemebel supo llevar el debate a las condiciones de produccion y de posibilidad de una literatura nacional en el contexto de globalizacion o, en terminos de Bolaño, de nomadismo que la literatura de este ultimo, consciente o no, asi como su modo de acercamiento al mercado, impedia. Mas alla de chicanas y anecdotas, este diálogo marcaba uno de esos momentos unicos en la historia cultural de nuestros paises en los que la herida se abre tanto pero tanto que permite que se vea el hueso.

Hace diez años comencé este blog en otro contexto historico en el momento posterior a la naturalizacion del nuevo sistema neoliberal (al menos en Inglaterra viene operando desde la decadas del 80). El target fue el mundo del arte ingles y norteamericano pero pronto, comencé a prestar atencion al mundo del arte argentino y lo que me llamó profundamente la atención es que un debate de politica cultural como el que se dio entre Bolaño y Lemebel era sencillamente inexistente. Sin embargo, nunca creo que fuera imposible. Desde los K, ‘la gente’ accedia a los bienes culturales subsidiados pero curados y censurados por ese mismo Estado con el aplauso de artistas de renombre. El primer Kirchnerismo era de armar listas de favoritos que fanaticamente gritaban consignas kirchneristas en el mundo del arte y una lista negra que consistia en aquellos que nunca recibirían un peso del Estado. Esto en la Argentina equivale al ostracismo. Al dia de hoy, los artistas tienen miedo y lo que termino ocurriendo es que hay una  Argentina cultural y artistica que hace su vida, trabaja de otra cosa pero realmente se vincula con el arte.

Pero tras los K,llegó una version caricaturizada del Neo-liberalismo con Aveluto y la mar en coche y la elite del arte autoctono fue corriendo y se arrojó de los pies de su salvadora, Juliana Awada quien contratando los servicios de la pareja homonormativa de relacionistas publicos que hace de sus fiestas un loop traumatico en el que la misma gente se mira con desprecio y posa en las mismas fotos, una y otra vez. Si se quiere la politica cultural del macrismo fue aun peor que la del primer Kirchnerismo porque no tuvo ni siquiera la imaginacion posmodermnista de apelar a un original para hacer que la comunidad de intelectuales dejara de pensar para persignarse y alabar a un nuevo dios que no era mas que una copia de una copia de una copia. Pero la política cultural del macrismo fue perversa por lo intencionalmente destructiva, transformando lo pubico en un teatro de lo obsceno. Mientras Awada le pifiaba al target y le ponia el culo con jeans en la cara de Macron en Davos, los boludos de turno que pagan impuestos en cualquiera de su muy enorme y Argentina variedad de formas, financiaban una politica cultural basada en la lógica de la amista de Yuli que, obviamente, no tiene idea lo que es un amigo. Así, los subsidios comenzaron a volar para sus amigos galeristas de decenas de miles de euros para que fueran a ferias internacionales y ‘promovieran el arte argentino’. Así, el partido o lo que sea que sea el macrismo que ganó las elecciones denunciando al kirchnerismo por planero consideraba a la politica cultural tan innecesaria que la transformo en una bolsa planeril.

A traves de mi blog, acompañé con risas situacionistas, cada momento de este proceso en el que, como en la novela de Bolaño, el mundo del arte se dividía entre los que cobraban los planes de Yuli Awada y sacaban fotos con Alec Oxenford; entre ellos las sororas, una de ellas cuyo nombre ya no me acuerdo y fue elegida por el curador de la anterior Bienal de Venecia para presentar una terrible pelotudez precisamente porque tenia look pelotudo. Si algo hay seguro en el mundo del arte comercial global del neoliberalismo es que ya no en diez sino en  cinco años, nadie se acuerda de nadie. Claro, salvo que el critico de que se reia de las red carpets y transformaba a la critica de loca mala en un gran dedo indice por hiperbole de las consecuencias materiales de esa corrupción cultural. Al hacerse todos los dias, este blog fue testigo directo de todas una época en un país definido por el peronismo a partir de un avasallamiento filofachista de la cultura que pasó a la orbita del Estado no como un Ministerio sino como una telenovela en la que los politicos se enojan y se amigan como si fueran una pareja de heroinomanos buscando un dealer y no encontrandolo. Lo que loveratnotpeople dejó en claro y a fuego es que no hay debate de politica cultural desde hace, por lo menos, cincuenta años y que la violencia, el trauma y la gula de la elite blanca de Capital ni siquiera permitió visibilizar la raza y esto hizo imposible acceder a los bienes culturales de verdad y tambien transformar esa imposibilidad en un problema.

Luego vino el Kirchnerismo e infantilizó todo y transformó esas variables en una ficción Incluso me atrevería a decir que la caracteristica cultural argentina es el percepticidio de una clase media que demasiado hija de puta Sino recordemos las cosas que mirábamos y aplaudimos: la rebota de Olmedo como erotizacion de la pedofilia mientras que el modelo de gay era Huguito Araña en la TV que les prometia a las seguidoras de Mirtha que el SIDA es un castigo divino para los antinaturalmente homosexual que, por obra De Dios, estarïa predispuesto a la pedofilia (dicho en TV de manera literal, en la decada del 2000). Para Mirtha, el gay hace daño solo por acto de presencia.  Pero Araña no es solo un verbo sino tambien bicho que teje y teje y termina convenciendo al padre de familia para que haga colas de dos horas procurando un travesti en Palermo que, so pena de excomunión. Eso sí, que el travesti venga con un terrible pedazo porque si no el macho de la case se frustra.  .

Y desde ya, no podemos ponerle un marco de intelección real a la compra del monumento al morocho y el orgullo de sus padres por parte de Gabriel Chaile. Orgullo de ver su hijo simplificando su problema y achatando su experiencia. Los tres hornos tiene forma de dinosaurio para que diviertan y decoren el jardín o terraza en cuestión con si fuera Disneylandia. En el camino, qué carajo es lo que se visibiliza? La amnesia y el racismo argentinos. A Chaile se lo premia por ser un ejemplo de auto castracion  No solo la política en la Argentina es un melodrama sino tambien la Bienal de Venecia en donde  la cleptómana critica de la generación que acabó de destruir todo por no estar a la altura de nada y ser puesta en ese lugar por ser la amante o, mejor dicho, prostituta (porque es paga) de Escribano, uno de los dueños, como Esme Mitre, de La Nación, insiste con su gramática de escolaridad primaria en su fe optimista por los cargos, los curadores y los nombres de los ricos de turno.

Pero antes de Chaile hay un morocho mucho mas significativo culturalmente: Flor de la V a quien me gustaria colocar como la contracara Argentina de Chile y ese otro quasi-transexual queer que fue Pedro Lemebel. Mientras en Chile, Lemebel luchaba por que los transexuales mestizo mapuches quienes no tenían acceso a la salud en la época pico del SIDA , la tuvieran. No era joda porque era un exterminio masivo que colocaba a la prostituta pobre en el peor lugar ya que si no tienen para comer y el cliente le pide no usar forro, le quedan pocas opciones. Mientras tanto en la Argentina se canonizaba a Flor de la V, una vez que se habían asegurado de que Batato, el unico que podía hacer algo realmente queer estuviera bien muerto y su asistente esclavo fetichista transformara su legado en un combo aspiracional de necrofilia y cancelación de la alegoría para hacer de él el simbolo de todo lo bueno y universal. En cada uno de estos pasos, estuvo este blog para marcarlo como un Vivo Ditto de Oscar Massota. Pero para este blog el material artístico no era el cuerpo sino la manipulación de la memoria. Creo que el problema Argentino esta ahi. Es como cuando tu ex pareja quiere hacerte quedar mal e inventa situaciones y te dice: no te acordas? Ese es el rol de la cultura, un rol calmante y amnésico y para qué otra cosa está símbolos facilistas como las porquerías esas de Chaile sino es para o no recordar o para implicar todo? Porque lo unico que importa es ser invitado a una fiesta en la que los que están ya no quieren estar.

 

 

loveartnotpeople