Esta es la primera de tres partes en las que identifico elementos que pueden permitirnos pensar a una de las figuras más relevantes del arte y la literatura Sudamericana como un ser humano y no como un agente de liberación 24/7. LA PARTE 1 fue con Joanna Repossi Garibaldi y puso en evidencia los problemas que surgen cuando alguien que no cuenta las credenciales dadas por ciertos gate keepers intenta meterse con Lemebel. El caso de Repossi es interesante ya que, de entrada, fue desautorizada por no incorporar los elementos de la política que hacia a Lemebel quien era. El conductor radial y periodista, Victor Hugo Robles (y tambien Oscar Contardo) manifestó que el obviar la importancia de Gladys Marin, ex Secretaria General del Partido Comunista es un error que descalifica a la obra. Esto fue central en nuestra conversación con Joanna quien reclama el derecho de libertad artistica en el que incluye su decision de vaciar al documental de narrativa para dejar a Pedro que sea. Frente a la noción del arte como algo representativo de Robles, Repossi Garibaldi contrapone una noción presentativa. En su documental, Lemebel se hace presente sin más.

 

 

Sin embargo, Robles y Contardo no son los únicos que tienen algo para decir porque es la mismisima Nelly Richard quien tras la publicación del libro de este último ‘Loca fuerte’ le planteó a Robles: ‘Contardo se está subiendo al barco de Lemebel muy muy tarde’, por lo que considera su decisión de ocuparse de Lemebel como un ‘gesto forzado;. Asimismo ella rechazó ser entrevistada para el libro en cuestión diciendo que su propia entrevista al performer activista en su revista Critica Cultural es testimonio suficiente. A la luz de esto tienen que prestar mucha atención a mi charla con Contardo que es, anterior a la publicación de su libro del que pude leer extractos y me permiten llegar a la misma conclusión que llegué cuando comenté su libro ‘Siútico’ y es que Contardo no logra salirse del lugar de resentido del arribista precisamente porque él mismo es uno de ellos. Lo traumático y violento de lo dicho por Richard es que él ha venido construyendo identidad como el periodista intelectual Chileno que no tiene méritos académicos pero que es reconocido por el cenáculo de las señoras de la Neo-Vanguardia de los 1990s lo que, por lo visto, está lejos de ser asi. Mi hipótesis es que Nelly Richard está resentida con Lemebel porque este usó algo de su critica pero rápidamente se dió cuenta que era una visión demasiado blanca y elitista, a pesar de lo aparente. El tipo de dematerialización semioticista planteada por ella en un tono casi Hal Forsteriano transforma a la política en una serie de slogans carentes de materialidad. Esto es lo que como activista Lemebel no se podía permitir. Pero el libro de Contardo naturaliza una visión post-neoliberal terriblemente peligrosa y esto, yo como activista, tengo que especificarlo porque Contardo ha pasado de siútico anti-siutico a gay normalizante que acusa a Lemebel y a sus amigos de disfrutar lo poco que les permite el trauma de su exclusión. 

Pero veamos la Cañechat con Repossi Garibaldi…

INTELIGENTSIA COMUNISTA DE ESTA SEMANA PRESENTA LA PRIMERA PARTE DE NUESTRA CHARLA, A CALZÓN QUITADO, CON ANDRÉS DUPRAT, DIRECTOR DEL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES Y GUIONISTA MULTIPREMIADO

ESTA ES LA RESEÑA DE LA REVISTA.CRISIS A MI ‘HISTORIA A CONTRAPELO DEL ARTE ARGENTINO’.

LA ÚLTIMA CAÑECHAT ES MI CHARLA CON BOSCO Y JOJO DE KIM Y NOVAK TRAS LA PRESENTACION DE SU DOCUMENTAL

LA CAÑECHAT Y PASTELA PREVIAS SON IMPERDIBLES