Comienzan a hacerse los peritajes a Fernando Sabag Montiel, quien gatillo a milímetros de la sien de Cristina y ya hay problemas. Según el diario Perfil, se habrían perdido datos de su celular y el arma estaría siendo limpiada. Como se puede ver, apenas aconteció el hecho, y habiendo ocurrido lo que ocurrió, al mas alto nivel de la Policía Federal, hubo alguien con el suficiente poder (y, desde ya, no estamos hablando ni de Inteligencia ni de un mero Ministro) para hacer un túnel de excepcionalidad para entorpecer los peritajes que esclarecerian lo que ocurrió. Conversando con varios amigos, entre ellos Gaby Levinas y la artista de performance y escultora Lucrecia Agulla, algunas conclusiones preliminares pueden pensarse y agruparse en dos temas principales: los problemas de fondo de los que este atentado y su, cada vez más evidente, posterior encubrimiento podrían distraernos, por un lado, y la capacidad de construcción simbólica del Cristinismo sobre cierta progresía joven que está dispuesta a creer todo porque busca desesperadamente una madre o una mártir, por el otro. Es fascinante el modo en el que esa progresía boutique metropolitana adscribe a los símbolos fabricados desde ese rincón del poder.

 

La irresponsabilidad de la Beata 

Un aspecto de mi argumento en el Podcast Intelligentsia Comunista que prendió inmediatamente entre aquellos que lo escucharon fue la muy simple pregunta de por qué Cristina Kirchner vive en un edificio de departamentos, en medio de la ciudad. Esto no solo constituye un peligro para ella sino para sus vecinos y es de tamaña irresponsabilidad si se tiene en cuenta el capital simbólico y político que representa. Está buscando un magnicidio y una guerra civil? Desde un punto de vista un tanto más pedestre, imaginemos la vida del vecino de abajo siendo palpado y manoseado los testículos cada vez que entra y sale a comprar cigarrillos. Lo cierto es que la gente tiene dudas de lo que paso más allá de la grieta. Esto ocurre por el simple hecho de que para mantener el valor del peso, el Fondo Monetario está pidiendo un ajuste y esto va a tener que ser hecho por el gobierno nacional y popular. Las condiciones entre los primeros gobiernos de Kirchner y este, no pueden ser más diferentes. Por eso creo que el timing de este atentado es muy significativo y, por lo menos, a mí, me invita a pensar en conspiraciones que, a la luz de los hechos, no parecen serlo tanto.

Todos, desde el punto de vista ideológico que tengamos y por diferente que sea debemos acordar en que Cristina es una máquina de fabricar símbolos y uno tiene la sospecha que frente a la total incapacidad de establecer alianzas de centro izquierda válidas que permitan zafarse del ajuste, ella tuvo que aceptarlo, haciéndose la disidente. Si no lo aceptara, ya se hubiera ido del gobierno. El problema es que el mantenimiento de ese equilibrio la fue marginando del centro de la escena ya que oponerse al FMI es algo que Cristina nunca hizo ni hará. Con China en recesión y Rusia en guerra, a la Argentina no le queda demasiada opción y ella lo sabe mejor que nadie. Por esto, lo único que le quedo al sector de izquierda de la coalición gobernante (frente al avance del Massismo Manzanista) fue soltar los típicos globitos de colores de siempre para los que están los Pablo Rago, Sebastian Gordin, Andrea Giunta, Feda Baeza, Martin Di Girolamo y Victor Laplace de siempre. Lacayos de la corporación cultural, a sueldo, con la mision de convencer al resto de la progresia boutique de que hay algo magico y afectivo en La Jefa. Con los problemas de su hija y sabiendo como esos problemas llegan a formarse, yo diría que esa hipótesis de Madre del Pueblo Lacrimosa, la vayamos descartando. Para empezar.

El problema es que el ajuste que se viene no dura una semana y media y va a doler. Se viene, por lo menos, un año y medio muy difícil para los argentinos. Además, se da en medio de un ajuste mundial que va camino hacia una recesión. El escenario no parece ser bueno, lo que si se suma a la reiterada impericia del gobierno de Alberto Fernandez deja demasiado espacio para el avance de la derecha que, a su vez, y del mismo modo que el oficialismo, se fragmenta.

Mi Teoria Conspirativa 

Mi teoría es conspirativa pero los personajes dan para conspiración. Para mí, Cristina no estaba al tanto del atentado pero salió del lado progresista de su agrupación. Pensemos cuánto de cárcel se va a comer el salame que apretó el gatillo de un arma fabricada antes de que yo naciera. Uno? Personalmente, yo creo que, tras las pericias psiquiátricas, nunca pisara la carcel y tal vez lo esperé unos veinte mil dólares en alguna cuenta en el exterior para comprarse un lotecito cuando nadie esté mirando.

La pregunta que debemos hacernos es: quienes fueron los dos ganadores de este intento de asesinato? La respuesta es simple: Macri y Cristina. Esto significa que los dos perdedores fueron Larreta y Massa ya que sería un sinsentido considerar a Alberto Fernandez como un jugador con peso propio. Para mí, y aquí comienza mi conspiranoia, el día de la sobreactuación del rechazo de Cristina a ponerle la banda presidencial a Macri lo que se escenificó fue, tanto por hipérbole como por oposición, el sellado de un pacto que duraría dos décadas. Ambos son una imagen especular del otro, al menos, en lo que respecta a lo que tienen para perder. El pacto, según imagino, tuvo que ver con establecer una alternancia de fachadas gubernamentales en su forma populista y la de crimen organizado empresarial entrepreneur, por llamarlo de alguna manera, en donde ambos son las dos caras de una misma moneda neoliberal extractivista. Yo creo que con Massa y Larreta ese pacto corría peligro de desactivarse.

Ahora pasemos a la segunda parte de mi argumento y es la increible fascinación de la progresía boutique de juventud treintañera, cuarentona y cincuentona por “Mamma Morton” Cristina. Esto, desde ya, no puede analizarse por fuera de la situación y de la política económica. Si tomamos al Kirchnerismo como política económica, desde un comienzo, este fue un fracaso. Cuando tuvo éxito, lo tuvo, por el simple hecho de que los precios internacionales favorecian a la Argentina y esto permitía financiar la grieta y la mar en coche y cuando digo financiar la grieta me refiero a darse el lujo de establecer un pacto simbólico con sectores politicamente irrelevantes como la clase media blanca metropolitana artsy y el ex lumpenproletariado planero. Esto último no tiene que ver con que este sector no vote sino que votara a quien le prometa menos inflacion y continuidad de los planes. Fueron precisamente los pobres lo que le dieron la espalda al Kirchnerismo para encumbrar al

 

Hoy, la crisis es evidente. Solo hace falta ver mi última Red Carpet. Semejante pobreza tanto material como intelectual nos lleva a un episodio de la Biblia tras la resurrección de Cristo que es la parábola de Maria y Marta en la que el Redentor se les aparece y una de ellas reta a la otra por no prepararle una cena a su dignísimo visitante. La respuesta de este es: “Dejala, ella sabe diferenciar entre el alimento espiritual y el material”. Esto es interesante porque en la Argentina blanca metropolitana, como lo decía hace unos días en relación a Loperfido, ya no queda claro quién es realmente el desclasado (“descamisado”?)… ¿Quién es el pobre? Sin embargo, esta pregunta es irrelevante si no se sitúa dentro del histórico orgullo porteño y se observa desde su infranqueable complejo de superioridad. Es ahí donde llegamos a esta progresía juvenil que, a pesar de estar en el pico de su actividad productiva, a duras penas ha llegado a escribir un paper, rascar una beca en el CONICET, un carguito en alguna dirección nacional o una muestra a todo trapo en el Centro Kirchner. Esto en los casos de éxito evidente. Por esto, croe que es precisamente en este punto en el que el Kirchnerismo demuestra sus verdaderos colores neoliberales al revertir la carga de la responsabilidad del fracaso en el “joven” progresista quien en su mente reemplaza la falta de oportunidades por Fe y Esperanza. Estas dos virtudes son depositadas, obviamente, como Evita en el caso de muchos de nuestros padres con la mítica historia de la primera bicicleta, en aquella que teóricamente le dio las unicas oportunidades que tuvo en la vida. Esto nos lleva a cargar las culpas, desde ya, no en esta “juventud” sino en las generaciones previas y sus gobiernos aunque convengamos, que aquellas vienen haciendo masoquisticamente todo lo posible para perpetuar el daño (perpetuado a ellos mismos).

Y es acá donde el tema me toca de cerca porque este blog apareció en Gran Bretana mientras el Kirchnerismo se consolidaba en la Argentina y por no encontrarme en la Argentina ni haberme ocupado en prestar demasiada atención a lo que allí pasaba (no explicó las razones de esto porque ya lo hice demasiadas veces). Al emerger en el contexto satírico y descarnado imperante en Inglaterra desde los Young British Artists, loveartnotpeople aplicó un humor de roasting Menipeo apelando a lo personal y a la disolución de la relación entre lo público y lo privado como reservas burguesas y de privilegio. Lo que yo no pude medir fue lo incomprensible e intolerable que esto resultaba en un contexto en el que se comenzaba a favorecer una percepción de los acuerdos neocorporativos y hasta nepoticos, como “relaciones afectivas” e incluso “amorosas”. Fue en ese momento en el que acuñe la legendaria frase que resume lo hecho en este blog hasta el presente: “la mafia del amor”.

Fue en ese momento en el que me convertí en el target de esa progresía boutique ya que el blog puso en evidencia la dinámica de un Cristinismo que fabricaba símbolos a falta de recursos reales o de “calidad” y para esto se valía de la miseria del mundo del arte, la cultura y la academia. Hasta los profesores de los departamentos de estudios latinoamericanos en universidades anglosajonas que, en muchos casos funcionan como informantes nativos o máquinas de perpetuación de este discurso a través de la cosificación de los estudios de la memoria, terminaron estupidos (del latin stupere = quedarse quieto), Luego vinieron las políticas de identidad y el feminismo con rosqueras perpetuas como Andrea Giunta, Valeria Gonzalez y la mar en coche que, desde dentro del mundo cultural, comenzaron a forjar la idea de la “estetica del odio” como algo que debía regularse desde el Estado. Esto fue directamente explicitado por Roberto Jacoby y su ex amante con apellido Croata durante y tras mi cancelación . Para ellos, no solo se debe desaprobar al disidente sino que el Estado debe regular la libertad de expresión para impedir exabruptos y manifestaciones simbólicas que no coincidan con las planteadas desde el Estado. Y de pronto… como planteamos aqui aparecio un proyecto de ley de Beliz, por si las….

Esto nos trae al tema de la instalacion del “discurso del odio” (Anfibia y Pagina 12 son organo fundamentales en esto, desde el lado de la progresia boutique y La Nacion y Clarin desde la derecha). Recordemos que Clarin fue quien me llamo “estetica del odio” para luego en mi propia cara, el otrora militante queer como Alejandro Modarelli, a sueldo en el Estado, no tenía otra opción que cabildear buscando etiquetas y equilibrios otrora llamados burgueses mientras se llenaba la boca, como muchos otros de los dictum de Lemebel y Perlongher. La responsabilidad del sector académico y cultural en la perpetuacion conceptual del “discurso del odio” como “uso abyecto y reprobable de la libertad de opinión en un contexto de abolición del humor político en todas sus expresiones” es el origen de todo esto. J A T

SUBSCRIBITE A “INTELIGENTSIA COMUNISTA”  EN CUALQUIER PLATAFORMA EN LA QUE HABITUALMENTE TE SUBSCRIBIS A TUS PODCASTS PREFERIDOS (SPOTIFY, AMAZON UNLIMITED, APPLE PODCASTS, ETC)  O ESCUCHALO YA MISMO AQUI

Hosts: Gregorio Funes y Rodrigo Canete
Arte: Gregorio Funes

 

EL VIDEO DE LA PRIMERISIMA PARTE DE LA LARGA ENTREVISTA CON VANESA NOBLE Y ESMERALDA MITRE